CA ES

El proyecto Saberes migrantes se inicia en el año 2017 por el equipo Saberes compartidos de la Universitat de Barcelona y desde diciembre del 2020 cuenta también con la participación de Jiser y Azimut. Se conforma, así, un colectivo formado por activistas, artistas e investigadorxs que plantea crear espacios de reflexión crítica para visibilizar y combatir los mecanismos que legitiman el ejercicio de las violencias simbólicas e institucionales y naturalizan la discriminación y el racismo que atraviesa a las personas migrantes y/o racializadas.

Una violencia jurídica, administrativa, policial y cotidiana que ha sido recogida en los informes anuales que publica SOS Racismo Cataluña (2017, 2018, 2019, 2020) y que abordaremos entorno en tres ejes:

— La dimensión ontológica (el ser) hace referencia a la representación que se construye sobre las personas migrantes y que se articula en estereotipos y prejuicios. La categorización problematizadora, reduccionista, homogeneizadora o totalizando que las sociedades de recepción elaboran sobre las personas que realizan el viaje migratorio constituye un elemento central en el mantenimiento de las relaciones de desigualdad.

— La dimensión fáctica (el hacer) reconoce como la abstracción de las percepciones o los conocimientos se pueden concretar en normativas, prácticas institucionales o acciones cotidianas que atraviesan a las personas migrantes.

— La dimensión epistemológica (el saber) contempla las jerarquías existentes en los conocimientos que son reconocidos para generar pensamiento sobre la realidad migratoria: el conocimiento científico o el nombrado experto, que silencia los saberes experienciales, que reflejan la vivencia de la discriminación o el racismo.

De igual manera, pretende reconocer el hecho emancipatorio que atraviesa la violencia simbólica e institucional. Estas múltiples resistencias se articulan de manera individual pero también de forma colectiva, a partir de los movimientos de lucha migrante.

El proyecto pretende crear lugares de encuentro, escucha y alianza que reconozcan las múltiples formas de ser y saber que coexisten en la ciudad de Barcelona y que reivindiquen el derecho a tener derechos de las personas que migran.

Espacios que permitan tejer narrativas y acciones de resistencia en torno a tres ejes:

— La dimensión ontológica (el ser) permite abrir brechas en el imaginario problematizador de las migraciones, visibilizando las formas de auto-representación que se elaboran desde la lucha migrantes y contemplando aquellos imaginarios que nos acercan y permiten reconocernos desde la diversidad.

— La dimensión epistemológica (el saber) plantea la ruptura con las verdades absolutas o los discursos únicos que solo reconocen una forma de narrar la realidad migratoria o contar la historia. Ante esto, se elaboran contra-narrativas que, construidas desde diferentes lugares epistemológicos, reconocen las múltiples historias que existen y co-existen en esta realidad.

— La dimensión práctica (el hacer) reconoce la política, entendida desde la acción cotidiana, y la construcción de nuevas formas de ciudadanía en el espacio público, ya sea desde la acción individual o colectiva. Estas nuevas formas de participar en la sociedad visibilizan la reivindicación del derecho a tener derechos y lo sitúan en lugar central de la agenda pública.

Para poder tejer este proceso, planteamos la experimentación con otras metodologías creativas que, a través de la conexión entre prácticas artísticas y reflexivas, permitan un diálogo desde la horizontalidad y la construcción colectiva de conocimiento desde la pluralidad de experiencias, discursos y lugares.

  

  

  

Encuentros septiembre 2021

Poblenou, Barcelona. 17 — 19.09.21

Se plantea compartir esta reflexión en diferentes espacios, como el Encuentro: “Tejiendo alianzas para construir resistencias” que realizaremos con lxs vecinos, entidades y organizaciones del barrio de poblenou. Es, por tanto, un camino participativo, abierto a la pluralidad de historias, flexible en su caminar… que reivindica no sólo el ejercicio de la conciencia crítica; sino la elaboración de propuestas y el desarrollo de acciones que sean transformadoras de las situaciones de discriminación, racismo y desigualdad.

    

     

Presentamos el mapa que hemos trazado a partir de nuestra reflexión y emoción. Es un mapa que dibuja múltiples caminos e historias. Reconoce diversas experiencias y saberes que se encuentran para crear este dispositivo de escucha. Un soporte que permita identificar los silencios que generan las violencias simbólicas e institucionales que atraviesan las migraciones. Al mismo tiempo que construye una red de imágenes, discursos y prácticas no hegemónicas que emergen como forma de resistencia individual y colectiva.

Proponemos, por tanto, un proceso participativo que esté en constante construcción y que sitúa en el centro la reivindicación del derecho a tener derechos.

Este es un proyecto que se ha elaborado a partir de la escucha, la reflexión, la emoción y el diálogo compartido en diferentes momentos y lugares por Adriana Escofet, Ainara Cerezo, Araceli Muñoz, Claudia R. Magaña, Eugenia Piola, Eveline Chagas, Habtam Broenn, Hajar Aaboun, Jason Galarraga, Khadra Farah Husseen, Laura Rojas, Lesly Baquerizo, Lorena Valencia, Maria Fernanda Sánchez, Melanie Mendez, Mercè Gavaldà, Natalia Camerota, Paula Durán, Saber Lech-hab el Ghoury y Violeta Quiroga.

Igualmente han colaborado Houari Bouchenak, Mohamed Ben Soltane, Nora Daoud, Soukaïna Sentissi, Violeta Ospina, Walid Aidoud y Xavier de Luca.

El colectivo de reflexión-acción está formado por artistas, activistas, investigadorxs y estudiantes de diferentes entidades e instituciones.

Organiza:

Con la colaboración de:

Con el apoyo de:

Escríbenos si quieres más información sobre el proyecto: